Acerca de Ludopatía

 

La ludopatía o juego patológico se ha definido como un impulso irreprimible de jugar y/o apostar. La palabra se origina del latín: ludus, que significa “yo juego” y la palabra griega pathos, que significa afección, enfermedad o pasión por el juego.


El juego patológico también se ha definido como una enfermedad crónica y progresiva consistente en la falta de control en los impulsos y un deseo irreprimible de participar en juegos de apuesta. Es una conducta descontrolada relacionada con los juegos de azar y las apuestas (Iturriaga, 2010), se refiere a las actividades en las que se realizan apuestas y como componente prominente se encuentra el azar, incluye todos los juegos de azar y apuestas como las máquinas tragamonedas, bingos, casinos, loterías, cupones, cartas, ruletas, dados, dominó, peleas de animales (gallos, perros), carreras de caballos, entre otros, y más recientemente, las apuestas por internet.


De acuerdo a la cuarta versión revisada del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR, por sus siglas en inglés; APA, 2002), se ubica en la categoría de trastornos del control de impulsos. Sin embargo, es importante mencionar que en los avances de la versión más reciente del mencionado Manual Diagnóstico (DSM-V-R) se integra a la clasificación de adicciones, debido a las similitudes tanto en su expresión clínica, etiología, comorbilidad física y tratamiento, con las adicciones a sustancias psicoactivas (Nussbaum, et al., 2011).


Contenido avalado por el  Centro de Prevención y Atención de Adicciones, Facultad de Psicología de la UNAM

 

Tipos de Jugadores

 

Las siguientes definiciones tienen como objetivo brindarle información respecto de los diferentes tipos de jugadores, para que en caso de que Usted o alguien que conozca consideren que necesitan apoyo para atender el problema de la adicción al juego, puedan tener un marco de referencia.

 

· El Jugador Social. Decide participar en juegos de azar y apostar con el único fin de pasar un rato ameno, la cantidad de dinero que apuesta se da en función de sus capacidades económicas y sabe que en caso de perderlo, no tendrá efectos en su economía. Por lo general apuesta con gente que él conoce y el tiempo que le dedica al juego no interfiere con otras actividades. Es capaz de dejar de jugar cuando se lo propone sin que esto le cause sentimientos de culpa o pesar. Dedicarle tiempo a jugar y a apostar no le genera problemas en su entorno cotidiano.

· El Jugador Profesional. Decide participar en juegos de azar y apostar con el único fin de ganar dinero. No se deja llevar por sus emociones y apuesta en juegos donde después de un estudio previo determina que es muy factible ganar.

· El Jugador Problema. Participa en juegos de azar y apuesta cantidades que originalmente estaban destinados para otro fin, apuesta importantes cantidades que afectan su economía y la de su familia. Su control sobre el momento en que debe dejar de jugar es mínimo. Está expuesto a convertirse en Jugador Patológico

· El Jugador Patológico. No tiene control sobre el impulso y necesidad de jugar a juegos de azar aún y cuando la persona es consciente de sus consecuencias. Es incapaz de abstenerse y detenerse respecto al juego, experimenta una sensación creciente de excitación y tensión antes de ir a jugar y la experiencia placentera o de alivio en el momento de jugar. Todos estos comportamientos generan en el ludópata gradualmente una alteración en las diferentes áreas de su vida como la educativa, laboral, económica, familiar y social. Llega a mentir o cometer delitos como el robo, el fraude o la falsificación con el fin de obtener dinero para seguir apostando.

 

Factores de Riesgo

 

  • La poca información que se tiene al respecto.
  • La aceptación social del juego ocasional, que lleva al juego habitual.
  • La facilidad para adentrarse en los juegos a través sorteos aparentemente inofensivos como los boletos de rascar y ganar.
  • Adicciones al alcohol o a las drogas.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Necesidad de aceptación social.
  • Antecedentes de ansiedad, depresión, impulsividad.
  • En los hombres la adicción suele comenzar en la adolescencia, mientras que en las mujeres suele presentarse entre los 20 y los 40 años.
  • Las situaciones estresantes pueden empeorar los problemas del juego.[1]

 

[1] Fuente: http://www.cnc.gob.ve/ludopatia.php

 

Factores de Protección

 

  • La comunicación e integración familiar basada en valores y principios morales.
  • Información acerca del tema.
  • La ayuda por parte de profesionales, familiares, asociaciones y grupos de autoayuda.
  • Deseo del ludópata de abandonar el juego.

 

Centros de apoyo a la Ludopatía

 

Usted podrá dirigirse en caso de requerir orientacíón para atender el problema de Juego Patológico a las siguientes dependencias gubernamentales: