John Gaines, creador de la Breeders’ Cup, no imaginó las dimensiones que alcanzaría el evento que se corrió por vez primera el 10 de noviembre de 1984 en el desaparecido óvalo de Hollywood Park. Los premios y la importancia del evento ha trascendido los cinco Continentes y es una de las metas de cualquier buen caballista que se precie de serlo.

Inició con siete pruebas de campeonato, por un total de 10 millones de dólares en premios, ahora se disputan catorce pruebas con más de 31 millones de billetes verdes de por medio.

Recordar las hazañas de tipos como Wild Again, Alysheba, Sunday Silence, Cigar, Alphabet Soup, Skip Away, Awesome Again, Tiznow, Invasor, Curlin, Zenyatta, American Pharoah y Gun Runner, demuestra que en muchas ocasiones la carrera ha servido para otorgar los campeonatos de cada división.

Todos excelentes ejemplares y algunos alcanzaron a ser leyendas, pero ninguno ha logrado escalar el peldaño de ídolo.

Quien puede olvidar las valientes demostraciones de Tiznow en el 2000 y 2001 ganando duelos en la misma raya de meta por microscópico margen, pero que le valieron ser reconocido como campeón y posteriormente como buen semental, pero no como ídolo.

Bárbaro estuvo muy cerca de lograrlo, sin embargo una lesión en el Preakness Stakes del 2006 le impidió llegar a la gloria.

Zenyatta logró grandes victorias, lo que hace injusto que la recordemos más por su derrota en la BC del 2010.

California Chrome, tenía pinta para gallo robando el corazón de muchos aficionados que vieron como fallaba su favorito en la BC del 2016.

Este 2021 no arrojará ningún ídolo en el cuadro de vencedores, pero…veremos en acción a los mejores exponentes de cada división provenientes de todo el mundo.

Hoy serán las confirmaciones para cada una de las catorce carreras estelares que se van a celebrar en el bello hipódromo de Del Mar, ubicado en San Diego California.