Los resultados de las pruebas clasificatorias al Kentucky Derby han motivado daños colaterales en beneficio y perjuicio de algunos protagonistas.

La victoria y la derrota significa, como en todos los deportes, alegría y confianza en los ganadores y momentos de tristeza y de cambios en los perdedores. Classic Causeway y Forbidden Kingdom, dos estupendos potros que dieron muchas alegrías a sus múltiples seguidores se encuentran en el limbo después de haber fracasado rotundamente a la hora de la verdad. Ambos ejemplares tardarán un poco en regresar a la actividad pues sus respectivos entrenadores quieren tomarse las cosas con calma hasta ver recuperados a sus pupilos.

Secret Oath, la brillante potranca que se atrevió a desafiar a los potros en el Arkansas Derby, ya está en Churchill Downs para enfrentar a sus similares en el Kentucky Oaks, carrera exclusiva para hembras de la generación 2019. La noticia con la alumna de D Wayne Lukas es el cambio de piloto, ahora será el panameño Luis Sáez el encargado de llevar las riendas de la hija de Arrogate. Lamentable decisión para el látigo mexicano Luis Contreras quien había llevado a la alazana en sus últimos 4 compromisos.

Mientras se define a los integrantes de los “Dos minutos más excitantes del Deporte” el show continúa en Aqueduct, Keeneland, Gulfstream Park y Santa Anita Park.

En Keeneland los duendes hicieron de las suyas ayer, con grandes sorpresas que iluminaron el tablero electrónico de pagos y como no se van a generar sorpresas si en el staff de jinetes vemos a tipos como John Velázquez, Luis Sáez, Flavien Pratt, Irad Ortíz jr, Florent Geroux y la pupila nos traiciona omitiendo a los jinetes locales. Los premios ofrecidos en estas tres semanas en Keeneland son muy atractivos, esto atrae a un gran número de corredores que en su mayoría están en excelente forma y esto los apostadores lo agradecen.

En Aqueduct inicia la penúltima semana de actividades con una bolsa acumulada del Pick Six de 46,000 dólares. En las dos últimas carreras de hoy Manny Franco y Chad Brown tienen grandes posibilidades para ser los postes de la octava y novena carrera.