Como todos los años, sin contar el 2020, el hipódromo de Keeneland ofrecerá una de sus dos breves, pero muy interesantes sesiones, que este año tendrá como evento principal la Breeders’ Cup en el mes de noviembre. A los grupos repletos de corceles de gran calidad se suman los mejores látigos del momento provenientes de diferentes escenarios.

El sábado se va a correr el Blue Grass, una de las tres carreras explosivas cuyo resultado va a arrojar a tres invitados más al primer sábado de mayo. Varios entrenadores se inclinaron en hacer el viaje a Keeneland pensando en evitar a los mejores aspirantes al Kentucky Derby y como sucede regularmente cada año, se han equivocado.

Serán doce corredores los que tomarán la partida sin que exista un claro favorito. El entrenador Todd Pletcher ha tenido una serie de resultados desastrosos rumbo al KD. Sus mejores alumnos no han respondido a la hora buena y mañana sábado sus últimas esperanzas están en que Emmanuel (6) muestre sus reales alcances después del tremendo fracaso que tuvo en el Fountain Of Youth. El hijo de More Than Ready será conducido por el campeón Luis Sáez.

Ethereal Road (8) trae clavada la espina después de perder el Rebel ante el sorprendente Un Ojo, el pupilo de D Wayne Lukas estará en la pelea bajo la conducción de Luis Alberto Contreras. Smile Happy (10), segundo de Epicenter en el Risen Star, es otro de los participantes a los que hay que tener presentes para la trifecta. Zandon (4), perteneciente a la cuadra de Chad Brown, cerró muy bien en el Risen Star pero solo le alcanzó el esfuerzo para un tercer lugar. El francés Flavien Prat, quien ya le dijo adiós a Santa Anita, será el encargado de llevar al hijo de Upstar en este importante compromiso.