El título de la Premier League lleva mucho tiempo siendo batalla de dos equipos en esta temporada 2021/2022, Manchester City y Liverpool, pero el consuelo para el Chelsea es que han asegurado su presencia en la próxima edición de la Champions League al clasificar como el tercer lugar del campeonato inglés, plaza que ya prácticamente han asegurado, pero aún deben cuidarse del Tottenham Hotspur.

A su vez, el Leicester City ya se olvidó desde hace tiempo de estar peleando los puestos de descenso en la Premier League, pero ahorita lo máxima que aspiran es a ubicarse en el octavo lugar del campeonato doméstico que actualmente posee el Wolverhampton Wanderers del mexicano Raúl Jiménez, aunque la posición que realmente añoraban, en posesión del West Ham United, ya está fuera de toda posibilidad y se olvidarán de competencias europeas la próxima campaña.

El Chelsea de Thomas Tuchel buscaba salvar un poco el 2021/2022 con la FA Cup que disputó ante el Liverpool el pasado fin de semana en Wembley, pero una vez más vieron como los Reds se quedaron con el trofeo y dejaron al cuadro londinense con las manos vacías en un año complicado para ellos después de las restricciones que sufrió su dueño Roman Abramovich.

La única ventaja para los Blues es que armaron suficiente colchón en la tabla general que, aún con un partido pendiente, ya no saldrán de las posiciones de Champions League, contrario a su más cercano perseguidor, el Tottenham Hotspur, quien aún puede ser superado por el Arsenal en la última jornada.

Por su parte, el Leicester City, también con 36 de 38 partidos disputados, puede desplazar al Wolverhampton, pero también puede caer hasta la decimocuarta posición si dos derrotas suyas se combinan con victorias del Brighton & Hove Albion, Brentford, Newcastle United, Crystal Palace y Aston Villa.

Chelsea parte como gran favorito (-250) para el compromiso en Stamford Bridge y, aunque ya no tienen mucho por jugarse, saldrá con la victoria ante un Leicester City (+750) que también ya está pensando cómo renovar la plantilla rumbo a la próxima campaña donde sólo tendrá competiciones domésticas.