Varios frentes en toda la Unión Americana van a ser testigos del accionar de una buena parte de los integrantes de la generación 2019 que buscan ansiosamente sumar puntos para participar en la versión 148th del Kentucky Derby.

Desde el pasado 5 de febrero cada semana se han celebrado pruebas clasificatorias para la carrera más importante del Turf mundial, porque en premio no será la más jugosa, pero en prestigio y gloria ninguna prueba puede compararse con “Los dos minutos más excitantes del deporte”

Después de una veintena de carreras exclusivas para estos tresañeros, la clasificación va encabezada por Classic Causeway, a quien catalogamos como la Cenicienta del grupo, entre otras cosas porque su entrenador Brian Lynch nunca ha participado en el Kentucky Derby, después de 30 años de actividad el preparador australiano está muy entusiasmado con su pupilo, el alazán heredó en gran parte los genes de Giant’s Causeway, el parecido con su padre es notable.

Como el asunto de Bo Baffert va para largo, la participación del invicto Corniche, de Newgrange y Messier, están prendidas con un pasador. Al son de “El tiempo pasa…” lo más probable es que estos grandes aspirantes se queden fuera de la competencia por la suspensión de su mentor.

Esto abre la puerta para Echo Zulu, la extraordinaria potranca entrenada por Steve Asmussen, está nominada para el Kentucky Derby y que si no surgen en las próximas 4 semanas corceles de grueso calibre, no dude usted que veamos a la potranca participar en el Santa Anita Derby buscando su pase directo a Churchill Downs. La hija de Gun Runner intentaría igualar la hazaña de Winning Colors en el lejano 1988.

Mañana serán las confirmaciones para el Risen Star a celebrarse en el óvalo de Fair Grounds. Se espera otro grupo numeroso y con muy buenos corredores.