Prácticamente queda una semana de actividad en varios escenarios, pues en las fechas navideñas abren un breve paréntesis que se cierra el 26 de diciembre.

Los Alamitos, cierra actividades para los Pura Sangre el próximo domingo, un día antes se va a celebrar una edición más de Los Alamitos Futurity, prueba que no se ha cansado de ganar Bo Baffert y este año no será la excepción ya que no se ve poder humano, ni equino, que pueda evitar el triunfo de Messier, este hijo de Empire Maker tiene mucha calidad y debe resolver este compromiso a su favor. El francés Flavien Pratt será el encargado de conducirlo.

En Oaklawn Park, hay que seguir de cerca a la dupla Asmussen-Luis Contreras, el sábado tienen 5 compromisos firmados y seguramente veremos esa mancuerna frecuentemente en el tablero de pagos, ahora que Luis debe desempeñarse en otros óvalos por el cierre de Woodbine.

Otra pareja explosiva es la de Todd Pletcher-Luis Sáez, quienes estarán muy activos en el óvalo de Florida en su temporada “Champions Meet”, indudablemente estarán presentes en cualquier exótica donde participen.

John Velázquez estará actuando en Gulfstream, hasta que inicie Santa Anita Park, eso sucederá un día después de Navidad.

Mientras tanto en Aqueduct José Ortiz está trabajando a destajo, tiene montas firmadas en 8 de los nueve capítulos de la función sabatina. Es cierto que no ganará en todos, pero es una excelente opción para los apostadores.

Han pasado cinco días y aún se sigue hablando del Clásico del Caribe, principalmente y no para bien, en Venezuela.

Los señalamientos son en relación a la casi nula consideración que tuvieron las autoridades del país anfitrión en cuanto a la puntualidad o mejor dicho a la impuntualidad en el Post Time (hora programada de arranque). El retraso de más de 40 minutos y el ruido provocado por la fiesta que se armó a un lado de la pista fueron factores que disminuyeron las energías de algunos ejemplares. Lo cierto que ahora le tocó a la delegación de Venezuela “bailar” con la más fea.