Después de casi 30 días de haber sacudido el mundo de las carreras de caballos, Rich Strike, ganador indiscutible del Kentucky Derby, es marcado como el rival a vencer el 11 de junio cuando salte a disputar el Belmont Stakes, última gema de la Triple Corona, también conocida como el “Test of de Champions”. Lo cierto es que el hasta entonces desconocido Rich Strike, ha mostrado una enorme capacidad en los entrenamientos, confirmando que será uno de los principales animadores de esta temporada 2022.

El desempeño en los 2,400 metros del recorrido ha marcado, ya sea para bien o para todo lo contrario a cada uno de los que se atreven a enfrentar el maratónico desafío. Desde que se coronó American Pharoah no ha surgido otro protagonista que haya destacado corriendo contra mayores, quizá el mejor de estos últimos fue Maximum Security, quien logró un resonante triunfo en la primera Saudi Cup. Aunque debemos apuntar que el retinto no corrió en el Belmont, por decisión de su propietario debido a la descalificación de su abanderado en la carrera más famosa del mundo.

El retiro de las pistas de Justify después de haber ganado el Belmont Stakes en el 2018, lo dejó fuera de las competencias contra los ejemplares mayores.

Veamos que sucedió con los tres últimos ganadores:

2019 Sir Winston, no ha ganado otra carrera de grado 1. El vástago de Awesome Again participó en enero pasado, en la Pegasus World Cup, sin pena ni gloria.

2020 Tiz de Law, derrotado en el Kentucky Derby que en ese año se corrió en septiembre, por la maldita pandemia y humillado en el Breeders’ Cup, el hijo de Constitution se encuentra actualmente fuera del campo de batalla.

2021 Essential Quality tuvo que rendir tributo a la mejor versión de Knicks Go en la BC del año pasado. El tordillo solo perdió 2 de sus 10 salidas a la pista, sin embargo esas dos derrotas fueron en las carreras más significativas del calendario.

En 10 días seremos testigos de la historia.