No fue con bombo y platillos el anuncio de la temporada de carreras en Santa Anita Park, pero es una muestra viva de levantarse contra las adversidades y seguir escribiendo historia, una historia con casi 90 años de vida. El domingo 26 de diciembre el hipódromo angelino estará de manteles largos para recibir a los miles y miles de fanáticos que seguramente estarán haciendo de esta apertura todo un evento como tradicionalmente ha sido cada año.

La celebración de 6 carreras de cuota habla por si solo de la importancia y gana$ de que esta sesión sea la mejor de los últimos años. Serán 3 carreras de grado 2 y tres pruebas de grado 1, todas ellas de gran interés, destacando el San Antonio Handicap y el Malibú Stakes.

Del primero podemos decir que la reaparición de Hot Road Charlie no será ante un grupo a modo, aunque los momios dicen lo contrario y lo colocan como gran favorito de este cotejo. Flavien Prat, estará a bordo del alumno de Doug O’Neill. Express Train, galardonado con el peso de honor y la dupla de Bo Baffert integrada por Azul Coast y Eight Rings estarán peleando por los honores. Este último, montado por John Velázquez, es una buena opción para engordar la cartera de los apostadores.

Flightline, también montado por Flavien Prat saltará a la pista, para disputar el Malibú Stakes, como la mejor opción en un grupo de siete participantes, pero Mott William le enviará a Baby Yoda, quien no tuvo su mejor tarde en la BC Sprint. La distancia de 1,400 metros y la monta de José Ortíz hacen de este hijo de Prospective el rival a vencer.

Revisando la cartelera dominical confirmamos que Bo Baffert ya se olvidó de Mike Smith, una dupla que parecía inseparable. Estos tres meses veremos como avanza la combinación Baffert-Velázquez. Por lo pronto el centauro puertorriqueño también está programado para tener acción el lunes en Santa Anita.