El crudo invierno está haciendo de las suyas en toda la Unión Americana, provocando cancelaciones al por mayor. Sam Houston lo hizo ayer. Turfway y Oaklawn Park acaban de sacar la bandera blanca anunciando que permanecerán cerrados todo el fin de semana.

El Whiters, antepenúltima escala del prestigiado Wood Memorial, reunió 11 competidores de la generación 2019, para cubrir los 1,800 metros de trayecto en Aqueduct Park. Early Voting, integrante de la cuadra de Chad Brown, saldrá como favorito del evento tripulado por José Ortiz. Este corcel es hijo del gran Gun Runner en una hija del no menos grande Tiznow, así que en teoría hoy podríamos ver en acción a uno de los principales protagonistas de esta serie para tresañeros. Courvoisier, ganador del Jerome el primer día del 2022 tuvo que sacar un anuncio en el periódico solicitando jinete eficaz que quisiera montarlo, pues toda la baraja disponible estaba ocupada con otros compromisos. Finalmente, el panameño Rubén Silvera se va a echar la mosca en la oreja y cumplirá con este fuerte compromiso.  A veces el destino mueve sus hilos caprichosamente y vaya usted a saber si Rubén encontrará su minita de oro con el alumno de Kelly J Breen. Tenga en cuenta en sus selecciones a Gilded Age, quién seguramente cerrará con un momio de dos dígitos.

En Gulfstream se va a celebrar el Holly Bull, carrera previa del Fountain Of Youth.  Fueron nueve ejemplares los que aceptaron el reto programado a 1,700 metros de distancia. Mo Donegal, conducido por Irad Ortíz es señalado como el potro a vencer, sin embargo en el grupo vemos tres o cuatro caballos que tienen la onza para inclinar la balanza a su favor. El primer “suavecito” que vemos es Simplification, un hijo de Not This Time que es entrenado por el venezolano Antonio Sano y que será conducido por su paisano Javier Castellano. Tiz The Bomb y Giant Game son los otros “leones” que van a dar mucha pelea.