Tremendos resultados arrojaron las tres carreras restantes que fueron válidas para calificar hacia el inevitable primer sábado de mayo que está a solo tres semanas de distancia.

La novedad fue que ningún favorito pudo responder a la confianza de los apostadores y en consecuencia llegaremos al 7 de mayo, justo como estamos ahorita, hechos un mar de dudas con más de media docena de opciones con reales posibilidades de ganar.

Taiba, dio una soberbia demostración en el Santa Anita Derby para anotarse su segunda victoria en otras tantas salidas. El hijo de Gun Runner venció en los 100 metros finales a su compañero de cuadra Messier, manteniendo su aureola de invicto y con la posibilidad de convertirse en el primer caballo en ganar el Kentucky Derby en su tercera salida. Mike Smith, firmó con los ojos cerrados la monta para el KD.

Mo Donegal, abanderado de la cuadra de Todd Pletcher sacó la casta a la hora buena y sometió a Early Voting en los metros finales del Wood Memorial, bajo la estupenda conducción del dominicano Joel Rosario. El vástago de Uncle Mo, es otro de los “inexpertos” con cinco salidas a cuestas. Hay que apuntar que el retinto tiene tres victorias en cuatro intentos, en distancia de una milla o más. Irad Ortiz Jr estará en los controles del único corcel que pudo clasificar Pletcher a la carrera más famosa del mundo.

Zandon se llevó la tarde en Keeneland ganando el Blue Grass, con un trepidante cierre, viniendo “del fondo del mar” para superar a un Smile Happy que ya veía la tierra prometida faltando 100 metros para cruzar la meta. El final ya lo conocemos y para no desentonar con sus colegas, el alumno de Chad Brown llegará a Churchill Downs con cuatro salidas, dos ganadas, un segundo y un tercer lugar. Fue un gran acierto contratar a Flavien Prat, quien tomó las riendas del colorado y lo condujo como si lo conociera de tiempo atrás. Como verán la ruta que buscan ahora los entrenadores es llegar al Derby con el menor número de salidas posibles. Algo que hace una década era imposible de considerar.