Mañana se va a celebrar la ceremonia de los Eclipse Awards donde se va a reconocer a los campeones de cada división por sus logros en el 2021. Se da por descontado que el tordillo Knicks Go será coronado como Caballo del Año. Letruska deberá ser reconocida como la reina de la división mayor de las potrancas y yeguas y por supuesto que Essential Quality será proclamado como el Campeón Tresañero del año pasado.

El monarca de los jinetes en dinero ganado fue el dominicano Joel Rosario, gracias, primordialmente, a sus victorias con el mencionado Knicks Go. Irad Ortiz Jr., terminó pisándole los talones, pero no fue suficiente para poner en peligro el liderato de Rosario.

El líder de los entrenadores fue Brad Cox, superando por un pequeño margen al prestigiado Steve Asmussen. Estos títulos tendrán que hacerlos valer en los próximos eventos importantes si pretenden seguir comandando la estadística.

Por lo pronto Irad Ortiz, se encuentra actualmente en la cima superando por muy poca diferencia al galés Flavien Pratt y al panameño Luis Sáez. Las dos victorias conseguidas por el boricua en la jornada de la Pegasus lo lanzaron de golpe y porrazo al primer lugar de los centauros.

Se vienen los grandes premios y esto apenas comienza. Se avecinan grandes jornadas en Gulfstream, Aqueduct y Oaklawn en menos de dos semanas.

Lo mismo sucederá en la pista de King Abdulaziz, sede de la Saudi Cup para la que ya está confirmado Mishriff, ganador de la misma prueba el año pasado. Los norteamericanos Mandaloun (Florent Geroux) y Midnight Bourbon (Joel Rosario) ya están listos en Riyadh para darse otro “tiro” en la carrera con mayor premio en todo el mundo. El último encuentro se resolvió a favor del pupilo de Brad Cox quien se impuso en los últimos 50 metros del Louisiana Stakes. Por si esto fuera poco ya esta firmado el siguiente “match” de estos dos titanes en la Dubai World Cup, asi que esta rivalidad va para largo.

Como en todos los deportes siempre existirá la posibilidad de una revancha, no serán los mismos actores del año pasado, pero habrá varios invitados incómodos que tratarán de hacer olvidar la superioridad de Mishriff.