Desde la partida de la carrera principal sabatina en Gulfstream Park, los hilos del destino se movieron rápidamente a favor del alumno de Todd Pletcher y colocaron a Life Is Good al frente del pelotón y de ahí todo fue galopar y galopar para el hijo de Into Mischief, pues nadie se le acercó a menos de tres largos, hasta que cruzó la meta.

Nos quedamos con las ganas de ver un duelo de poder a poder entre los principales protagonistas, pero el tordillo Knicks Go no pudo recuperarse de un pequeño percance a la partida y de la incómoda compañía de Stilleto Boy, quien realmente se encargó de echar por la borda la estrategia de Brad Cox y solamente la habilidad de Joel Rosario y la clase del morito fueron suficientes para salvar el segundo puesto.

El panorama está claro para Life Is Good, primero la Dubai World Cup, después una visita a Churchill Downs, otra a Saratoga y de ahí bajar a Keeneland, sede de la BC 2022.

En Oaklawn se corrió el Southwest, donde se enfrentaron dos ejemplares invictos hasta antes de esa carrera. Newgrange, montado por John Velázquez se fajó bien en los últimos 200 metros y se impuso en la primera prueba importante para tresañeros en el óvalo de Arkansas. Otro triunfo para Bo Baffert, que sigue engordando la cartera, pero mientras su nombre aparezca como entrenador, estas victorias no sumarán puntos para sus corceles, que aspiran a participar en el Kentucky Derby, por el castigo que le aplicaron las autoridades de Churchill Downs y que está apelando en los tribunales.

Pero entre lo que son peras o manzanas, el platinado entrenador sigue empeñado en defenderse o tal vez ya se resignó y está esperando que lleguen las grandes pruebas preparatorias para ceder los trastos y dejar a sus corceles endosados a otro entrenador.