En una sencilla ceremonia se dio inicio a la versión 154 del Belmont Stakes, también conocido como el “Test of the Champions”. Confirmaron 8 ejemplares su participación para el sábado próximo en que medirán sus fuerzas para cubrir los 2,400 metros del trayecto y llevarse la mayor parte del millón y medio de billetes verdes.

La verdadera noticia es que los especialistas consideraron a We The People (2-1) como el favorito en la línea de apertura de la carrera. Es cierto que el hijo de Constitution se vio muy bien en su última actuación, pero de eso a considerarlo por arriba del ganador del Kentucky Derby existe una milla de por medio.

Vayamos por partes, We The People tomará el papel de la liebre y en verdad que será muy complicado que logre su cometido después de doblar la segunda curva. En ese momento es donde salen a flote las virtudes de campeón de cada participante, el esfuerzo no es para menos y además cargando un pequeño piano de 57 kilos que al final vulneran hasta a los más fuertes.

Salvo el gran Secretariat, hace algunos años American Pharoah y en el 2018 Justify, no recordamos un tresañero que se haya escapado de orilla a orilla en el Belmont Stakes. La participación de la potranca Nest le va a poner mucho sabor al cotejo, máxime que la hija de Curlin será conducida por el “Mago” José Ortíz. Su hermano Irad estará en el sillín de Mo Donegal, otro de los aspirantes consentidos en Nueva York, pues es el más reciente ganador del Wood Memorial, que ya tiene rato de no producir un ganador del Kentucky Derby.

Al último dejamos al mejor de todos, Rich Strike solo deberá confirmar que no fue casualidad su estruendosa victoria el primer sábado de mayo. El alazán llegará a tiempo a la cita, le tocó una posición de barrera ideal para su tipo de carrera. El pronóstico es que el hijo de Keen Ice va a terminar siendo el favorito de las mayorías y si no es así ya tiene una excelente opción para recibir un buen pago con cualquier combinación.