La cartelera sabatina en Fair Grounds luce como una de las más atractivas de toda la tarde, en el óvalo de Nueva Orleans se van a celebrar varias carreras de grado como aperitivo de dos eventos principales, primero el Rachel Alexandra Stakes, exclusivo para potrancas de tres años, con 1700 metros por recorrer por una recompensa de 300,000 de los verdes y para cerrar la función el Risen Star, prueba estelar con 1,900 metros de distancia y 400,000 dólares de premio.

El invicto Smile Happy saltará a la pista como ligero favorito después de haber ganado el Kentucky Jockey Club en Churchill Downs, donde se merendó a Classic Causeway, ganador del Sam F Davis la semana pasada y al tordillo White Abarrio, ganador del Holy Bull en Gulfstream. El hijo de Runhappy será montado nuevamente por el veterano Corey Lanerie.

Atrás del retinto viene un pelotón más que peligroso, el primer integrante es Pappacap (Tyler Gaffalione) quien, a pesar de no haber visitado el círculo de ganadores en sus últimas cuatro salidas, le ha llegado dos veces segundo nada más y nada menos que a Corniche, la estrella de Baffert que se mantiene ausente de las pistas. Epicenter (Joel Rosario) es otro de los gallos fuertes, el retinto llegó segundo en el Lecomte y hoy debe dar el estirón definitivo.

Por si esto fuera poco agregue usted a Slow Down Andy (Mario Gutiérrez), proveniente de las tierras del Sur de Estados Unidos, el alazán se impuso a Messier en el Futurity de Los Alamitos y hoy hace su presentación como flamante tresañero. Zandon debutó en octubre con una victoria, pero un par de meses después se le indigestaron los nueve furlongs de distancia del Remsen, así que este breve receso fue indispensable para la recuperación del pupilo de Chad Brown, cerrando este simbólico grupo de máximo peligro para el favorito.

Será muy interesante ver el desempeño de Pioneer Of Medina (Luis Sáez), este potro entrenado por Todd Pletcher, no es ninguna perita en dulce. Si de algo podemos estar seguros es que en este capítulo los pagos serán muy jugosos, pues difícilmente alguno de los participantes cerrará debajo de 2 a 1.