Antes del mediodía será del dominio público el número de cajón que corresponderá a cada uno de los 20 invitados de lujo que darán vida a la edición 148 del Kentucky Derby. Todos los aspirantes pusieron a trabajar a los “clockers” (tomadores de tiempo) durante el fin de semana, cerrando sus actividades oficiales el sábado pasado.

La mayoría de los participantes ya se encuentra en el óvalo de Churchill Downs, siendo los californianos Messier y Taiba los últimos en registrar su llegada y Early Voting el último en abandonar el tren de los elegidos. El alumno de Chad Brown llegó segundo de Mo Donegal en el Wood Memorial y esperará dos semanas más para tomar la partida en el Preakness Stakes, mientras tanto Zandon será el único representante del eficiente entrenador e indudablemente uno de los fuertes favoritos.

Con este movimiento la oportunidad se abrió para Pioneer Of Medina, el vástago de Pioneer Of Nile a pesar de no contar con una sola victoria en carreras de grado, es parte del pelotón temible del entrenador Todd Pletcher, Mo Donegal y Charge It conforman sus tres competidores en la carrera más famosa del mundo.

El entrenador Brad Cox tendrá también tres abanderados en el Derby. Cyberknife, ganador del Arkansas Derby; Zozos, segundo de Epicenter en Louisiana Derby y Tawny Port, vencedor en el Lexington S, integran la tercia de ases que pondrán de cabeza a los apostadores.

La tradicional “cantada” (la asignación definitiva de posiciones de barrera) será el detonador de todas las estrategias que cada uno de los preparadores para la gran carrera. Al final del día quedarán 20 titulares y 4 reservas que tendrán la posibilidad de entrar a la carrera hasta el viernes por la mañana, en caso de un retiro de último momento.

¡Que comience el Kentucky Derby!